martes, diciembre 16, 2008

de "La diástasis de las tibias largas"

REGRESO A BUENOS AIRES



A Cecilia Romana
y Mercedes Araujo,
mis amigas.



Nos vamos del campo
todo queda tan abierto como cuando llegamos
sólo hay que pasar el guardaganado
para entrar, y volver a cruzarlo para salir.



La casa queda sola y al alejarnos
se ve el monte, luego
la mancha oscura adquiere significado
debido a nuestra interpretación.



Al despedirnos, las cosas no se inquietan
el viento no cambia,
ni un solo animal altera su rutina.



BACK TO BUENOS AIRES



To Cecilia Romana and
Mercedes Araujo,
friends.



We leave the country
everything is left open as when we arrive
we only have to cross the cattleguard
to enter, and then, leave.



The house is left solitary
and
while going away
due to our interpretation,
the dark stain begins to make sense.


When we part,
things remain still,
the wind, unchanged,
no single animal can alter its routine.






REGRESO A BUENOS AIRES II



Escuchamos a nuestra chica
Liliana Herrero nos emociona,
la camioneta sobre la ruta enfrenta la noche,
el retrovisor aún está teñido de rojo.



Bajo la curvatura del techo, el frío
que transmiten los vidrios, la chapa
atraviesa los burletes y encierra un duelo.



La pregunta es: ¿volveremos
a ser felices?
por supuesto que no,
preferimos permanecer abrazadas
cada una
al ataúd de su propio silencio.


Escuché una inspiración húmeda
y acaricié la cara mojada,
apretar una mano puede ser insuficiente.



BACK TO BUENOS AIRES II



We listen to our singer.
Liliana Herrero.
We are thrilled by her voice,
ute on the road faces the night
the rearview mirror is still red-dyed.



Under the radius of the curvature, the car ceiling,
cold air penetrates through the windows,
the sheet metal
goes through the draught excluders
and encloses a mourning.



The question is: will we recover happiness?
of course not,
we prefer to stay embraced
-each of us-
to the coffin of one.s own silence.
I heard the noise of a deep humid inhalation
and touched the wet face,
hold a hand can be scanty.

5 comentarios:

Ojo de Lince dijo...

Marina Serrano o la búsqueda de la intimidad perdida.


Mi apreciado y recordado Daniel Chirom escribió que tu búsqueda es la de la "intimidad perdida". Y agrega: "Dolor, soledad y sufrimiento que cruzan nuestra sociedad y que nos alejan de los instantes soberanos, aquellos que escapan a la lógica de la utilidad para fundar lo sagrado."

Descubro lo mismo en tu poesía y constato lo que afirma Daniel: dolor, soledad y sufrimiento, tres constantes que aparecen en tus textos. Sé que tu dolor, tu soledad y tu sufrimiento son genuinos. Están a flor de piel, pueden palparse como llagas vivas. Muestras tus llagas como signos de tu pasión.

La poesía es tu catarsis. Por la palabra te liberás del dolor, lo purificas. No te conozco en persona, pero intuyo que hay un ser vital, salvaje y rebelde, que grita su dolor porque se niega a morir.

El ser no quiere dejar de ser, algún día. Tu melancolía nace de una profunda angustia existencial, la de alguien que estando en el mundo aun no encontró su lugar en el mundo.

Tenés tanta vida dentro y parece que por fuera todo parece empeñado en ponerle freno a tu vitalidad. Marina, hay que rebelarse "nietzscheanamente", incluso con la misma locura, contra todo aquello que pretenda ponerle freno a lo vital.

Curioso, Marina, no sos una poeta "poéticamente correcta", pero, pese a todo, poeta a tu manera. Tu estilo es sencillo, directo y natural, como el florecer de un jacinto silvestre (o de la campanilla azul de nuestros campos).

Su Tung Po, uno de los poetas chinos que más amo (quizás te acuerdes que leo, escribo y traduzco el chino), decía que el mejor estilo es el natural.

Hay veces que logras que lea tu poesía totalmente absorto, te leo olvidado que estoy leyéndote, pero otras incluyes elementos que molestan como obstáculos porque me distraen y me hacen acordar que estoy leyéndote. Son elementos chocantes, ajenos a esa naturalidad espontánea que brota de ti.

Son antinaturales como un tendido de cables de alta tensión en medio de un campo. Interrumpen la visión de lo grandioso. Esos son los poemas tuyos que menos me gustan. Pero encuentro algunos que están muy bien logrados.

Escribes como se habla. Este es un estilo que no aprecio cuando el hablar es una cháchara insulsa que nada tiene que decir, cuando lo dicho es ripio de la palabra y, una vez removido el ripio, no queda nada. Pero vos si tenes cosas para decir. Entonces escribir como se habla puede convertirse en arte. No siempre estás atenta, Marina.

Únicamente cuando escribes con todo tu ser, cuando Marina Serrano escribe absorta, olvidada que está escribiendo, y se transforma en una medium que permite que las palabras afloren solas con la fuerza de un conjuro mágico o un pronunciamiento sagrado, es cuando el decir se vuelve sustancioso.

Cuando pierdes ese estado mediúmnico, te cuesta traer la palabra, hacerla presente, entonces tu decir se vuelve coloridamente descriptivo, pero no poético.

El dolor y el sufrimiento son los fantasmas que se encarnan en tu palabra. Dicen que el dolor y el sufrimiento son valores cristianos. Pero ese es un dolor y sufrimiento aceptado desde la resignación. No me resigno. No te resignes.

Prefiero a la Marina semidesnuda y simulando una crucifixión sobre el tronco de un árbol vigoroso y vital, con sus ramas firmes e hirientes que aun no perdieron el verde de su follaje, antes que una Marina crística crucificada en el madero seco de una poesía austera y mística. Te prefiero como una sacerdotisa pagana antes que como una monja cristiana.

Sigue siendo una fiera herida, huraña y desconfiada. No dejes que te atrapen. Ah, nunca te cases con un viejo, traen la muerte encima.

Por último, las versiones inglesas de tus poemas no son buenas. Tu poesía pierde mucho de su naturalidad en estas traducciones, las expresiones son muy duras porque son literales.

El traductor o traductora ha hecho una lectura metafrástica de tu poesía, una traducción demasiado literal, palabra por palabra, olvidando aquel principio de Dryden para la traducción poética: el resultado ha de ser ante todo un buen poema. En esta traducción no se cumple el principio de Dryden, lamento decirlo. Es preferible leerlos en su lengua original.

En suma, no puedo decir que tu poesía me gusta incondicionalmente, pero al menos no me es indiferente. Mención aparte la ilustración de tus poemas con imágenes de gatos. Reconforta mi espíritu felino.

Anónimo dijo...

Gracias M.S.

capitan kirk dijo...

Me parece haber visto un lindo gatito... es cierto, es cierto es un lindo gatito. Bonita Trilce!!!

Anónimo dijo...

Sacerdotisa pagana o monja cristiana,dolor, soledad, o sufrimiento, todo esto hace de tu poesía lo que es.
muchos la podran leer, pero sentir muy pocos. Gracias Serrano.
A vos, ojo de lince mediático, Felices fiestas....

Ojo de Lince dijo...

Querido Capitán Kirk, los gatos vamos y venimos, no tenemos dueños, aunque quieran adueñarse de nosotros, estamos y no estamos, como el Gato de Cheshire, damos la impresión que desaparecemos, pero seguimos estando allí, invisibles, leyendo los posteos de la melancólica (y por eso apreciada) Marina.

Ahora, es peligroso hacerse el dulce canarito tweety o piolín con un gato salvaje que no es doméstico como el buenazo de Silvestre.

Y ese es mi problema, capitán Kirk (no te confundo con Freud), no soy doméstico, soy claustrofóbico, no soporto los encierros ni las ataduras, fracaso porque me voy siempre tras las veras gatas y las veras gatas son mi remedio y mi enfermedad.

A anónimo, me han dicho de todo, menos mediático. Pero te deseo felices fiestas, a vos también Capitán Kirk. No hay resentimientos.

Y para aquellos que piensen o crean que me ensaño con Marina (lo que no es verdad porque su poesía y su manera de ser son de mi gusto, quise dejarle una opinión sincera y valiosa, no una sobada de lomo), le dejo este regalo de navidad, humilde y gatuno, una letra de Tom Jones, de su último disco 24 hours.

Tom Jones es un gato viejo, un sensual gato galés, que hasta tiene nombre de gato y, como a mi, al maestro le encantan las gatas, sin importar raza, pelaje ni nacionalidad, mientras ronroneen y maullen sensualmente, miau, dale que va.

Ojalá te guste Marina, pero recomiendo que la leas escuchando la música del CD 24 Hours. Si no lo tenés, puedo mandartelo por mail en mp3. Para vos Marina, esta canción de Tom Jones.

IF HE SHOULD EVER LEAVE YOU

Your captivating eyes
The clever way they smile stops
him in his tracks
And add your pretty face you keep him in his place
He’d do anything you ask.

They’ve broken the mold
More precious than gold
When you’re standing there the world disappears.

It would be a crime
to ever let you go
He should be inclined
to keep you very close
No one else compares
You’re a cut above the rest
He’d be such a fool
if he should ever leave you.

Be careful what you do he’s so in love with you,
you might tear him apart
To watch the way you move,
it’s obvious that you were made for breaking hearts
The pout of your lips, those soft fingertips
The curve of your waist, you’re perfectly made

It would be a crime
to ever let you go
He should be inclined
to keep you very close
No one else compares you’re
a cut above the rest.
He’d be such a fool if he should ever leave you

It would be a crime
to ever let you go
He should be inclined
to keep you very close
No one else compares you’re
a cut above the rest
He’d be such a fool if he should ever

It would be a crime
to ever let you go
He should be inclined to keep you very close
No one else compares you’re a cut above the rest
He’d be such a fool if he should ever leave you.

Your captivating eyes
The subtle way you smile sets him in a spin
The subtle way you smile.


¡Felices Fiestas!

A la barra brava de Marina:
No me peguen, soy Giordano