lunes, agosto 25, 2008

Algo de...


EL BAÑO

Nos metemos en la bañera
tenemos esas piernas largas
difíciles de acomodar,

es placentero
separarlas un poco
entrever la claridad del sexo entre flagelos
que el agua mueve como si fuera densa,
burbujas mínimas se desprenden
dejándose llevar como otolitos
luego, emergen.

Acaricio la gruesa interfase de espuma
desde el bregma
un rebozo
se acumula en los hombros
armiño (u otro tipo de manto claro y fluente)
transformado en agua
se acumula sobre la horquilla esternal y luego
caótico chorrea hasta la línea de flotación.

Soplo
en la espuma viaja el aliento,
el pelo, como el de algunas novias
tiene cosas blancas que parecen flores.

La espalda se enfría pasado un rato
piernas, pelvis, abdomen siguen inmersos y tibios
los pechos se atemperan al rozarse,
sus vértices cambian de consistencia
y quedan atrapados entre brazos
dirigidos por escápulas
que se distancian para acercarnos.

Levanto algo de agua
mojo su espalda para que no se enfríe,
y nos paramos,
hay un espejo grande,
somos tan lindas,
tenemos esas piernas
tan largas.

La diástasis de las tibias largas [Sigamos Enamoradas, 2008]

Presentación: martes, 30 de septiembre CCC. 19.00 hs. Corrientes 1423.

4 comentarios:

Gus Nielsen dijo...

Qué belleza, Marinita. Shapó.

limón dijo...

Lo tuyo es encantador. Besos.

Constanza dijo...

qué bueno el arte de tapa, es tuyo ?
estaremos en la presenación, éxitos.

MAO dijo...

ME GUSTO LA FOTO
Y MI ADMIRACION POR TU CORAJE
MAO