miércoles, febrero 06, 2008

¿Quién lee en Quequén? Julieta Lerman

No es necesario estar en París para estar en París
me quedé en esa silla del aeropuerto abrazándote
caminando o sentada en alguna parte, caminaba tanto
corría siempre el último metro ahora se me escapa
encima de mí el mapa doblado
y desplegado mil veces, no alcanzo
a tomar con mis manos y a guardarlo
en un bolsillo de la mochila.
Tengo en los ojos puentes ríos calles recorridos
superpuestos palabras y tu mueca triste, oigo una música
un agua que desborda no puede aquietarse
en un recorte de tiempo y de equis
kilómetros cuadrados.
Me llevé todo lo que dejé y cada cosa
desprendida
de mí suelta
caminando por ahí todavía
andándome de no sé qué modo mudo
entrecortado me llevé tus manos y ciudades
dentro de ciudades
y las manos de otros
dentro de mis manos, las calles
caminaban delante mío
deslizadas
a todas las historias posibles, lenguas
las veo vagar sonámbulas, me hablan en sueños
como una vida antigua despertando
en todo lo parisino.

Julieta Lerman nació en Buenos Aires en diciembre de 1980. Es casi licenciada en letras por la UBA. Ha colaborado en algunas revistas de poesía (“Plebella”, “No retornable”) y traduce del francés. Comenzó a escribir poesía en el año 2000 y hace taller con Tamara Kamenszain. Enseña español como segunda lengua y hace yoga.

6 comentarios:

soy histerica y que ? dijo...

muy lindo, y muy jovencita ella por lo que veo, algún día voy a publicar algunos de mis poemas, aunque no va con la tematica del blog, que pretende ser humoristico feminista y un tanto diario intimo,jaja

En el link d epoesia, esta el único poema que publique en mi segunda entrada por si me queres dar tu opinión, me encantaría..

No es muy bueno, pero represento alguien importante intrinsicamente,jaja, alguna vez estuve a punto de participar en juegos florales, pero despúes me heche para atrás.. no tengo mucha experiencia en rimas y sonetos, salvo tirar un par de palabras y tratar de que hagan juntas una linda composición

Saludos

Roma dijo...

Ojo de Lince:
El poema a López Merino en "Cuadernos de San Martín", es bueno. Hay una linda edición platense de la obra completa del mártir donde se recopilan algunas de sus cartas.
Yo tuve en mis manos "Tono menor" en primera edición, pero ya no lo tengo. Lo que sí tengo -en primera edición-, es "El salar", de Fausto Burgos.
Besos,

Julieta dijo...

Hola soy histérica y qué,
no sé cuál es tu poema, cómo se llama? cómo te llamás?
un beso

Ojo de Lince dijo...

Querida amiga Roma

No me dejaré vencer por la tentación de preguntarte cómo es que dejó de estar en tus manos esa joya tan preciada porque no deseo ser indiscreto.

Los libros se pierden de muchos modos: amigos desmemoriados que llevan libros prestados y olvidan convenientemente de retornarlos, ex novios que piden devolución de obsequios valiosos (los hay, son poco caballeros, pero los hay) cuando hay ruptura de pareja, etc.

Por mi lado, he perdido libros en mudanzas y, algo que no me cansaré de lamentar mientras viva, tuve en mis manos, y ahora ya no lo tengo, un enorme bibliorato conteniendo originales (afortunadamente había copias) de Veiravé, Portela, Peltzer, entre muchos otros.

No lo extravié ni me fue robado, quedó incautado en un sitio determinado. No diré más, algún día, café de por medio en tu oficina o en algún otro lugar que te quede cómodo, te contaré exactamente qué y cómo pasó.

Digo encontrarnos alguna vez (aunque no me imagino cuando)porque no es sencillo para mi moverme; pero no hay problema que haya presente gente de tu entera confianza (vale decir tus socias de editorial), no es un secreto de estado, pero aquí no me parece el lugar adecuado para hablar sobre el tema.

Tengo originales de algunos poetas y escritores de obras publicadas. Aclaro esto bien porque no son inéditos, aunque tengo inéditos también pero no de Veiravé. Pero en comparación con lo que he perdido (de la misma forma) no es nada.

El libro de Fausto Burgos no lo pierdas, no lo prestes, pero si hay posibilidades de que lo reedites sería un feliz acontecimiento.

He visto una edición con cromos de María Elena Catullo, ¿es esta edición la que tienes?. Pregunto porque nunca más lo volví a ver. Y si fuera esa edición sería maravilloso que pudieras reeditarla.

Hay una edición de 1946, Editorial Rosario. La ofrecen como primera edición, pero tengo datos de que existe una edición anterior de El Salar (1935), Editorial Butti, de San Rafael. La de 1946 se puede conseguir en algunas bibliotecas, anticuarios y quizás en algún librero de viejo. Y hay una edición de EUDEBA de 1966 con un prólogo de Nélida Salvador.

Hace unos doce años atrás, María del Carmen Tacconi de Gómez, publicó un ensayo sobre Fausto Burgos y Tomás Eloy Martínez, en Tucumán, y un par de años antes, Marta Castellino en Mendoza.

También me intereso por todo el grupo salteño "La Carpa" (Manuel J. Castilla, Juan Carlos Dávalos, Raúl Aráoz Anzoátegui, José Ríos, Néstor Saavedra, José Fernández Molina, etc.), entre los que figuran algunos poetas que hemos mencionado.

A propósito, ¿han subido algún catálogo digitalizado del fondo de tu editorial? No lo encuentro en el blog. Usé el buscador y nada.

Bueno, Romita, te dejo un beso y seguí firme sin aflojar por la buena senda. Y espero que los nombres estén bien escritos y no haya rebautizado a alguno sin querer, ja, ja.

Ojo de Lince dijo...

Roma

Un poeta que quiero y admiro mucho es Banchs. Acá tenemos otro excelente ejemplo de talento artístico y precoz, a los 23 años, en 1911, publica La Urna. Y a los 19 años (1907) ya había publicado Las Barcas.

Anónimo dijo...

ola soii julieta i soii flogger pasen x mi msn juli_gabitto@hotmai.com o si no loka_x_tu_am0or@hotmail.com jajja chauchtuszz...