lunes, febrero 11, 2008

Faltan 125 horas y un lector

19 comentarios:

Ojo de Lince dijo...

A Carlos Aldazabal

También a Soifer, Roel, Magistratti, Silvestri.

Marina dice en un comentario que Aldazabal se bajó del encuentro porque se ha sentido ofendido por los comentarios que otros y yo hicimos sobre su poesía "El Guiso".

No existen esos otros. Fui yo el único autor de los comentarios a favor de Ojo de Lince (Dylan, Bocelli, Spasiuk, Benedicto XVI, Barcia) o en contra (Rebe Jacob, Antonio Las Heras, Hermana Bernarda, Florencia de la V., el Príncipe Sapo, etc.) los escribí por pura diversión.

También escribí comentarios de Paula (ex novia de Soifer), amigas de Paula, Heladera de Soifer, etc.

Estaba jodiendo, Aldazabal. Escribí con espíritu festivo, para fastidiar, pero sin intención de ofender.

H. D. M; Maria Lidia, Niño de Agua, Fan's Club Ojo de Lince, Ki, algunos anónimos favorables, no son personajes míos.

Tampoco los conozco, no tengo idea de quienes pueden ser. Pero no encuentro motivo para que se disculpen porque no hicieron comentarios jocosos ni bromas sobre tu poema.

Mercedes, Marina y Roma deben estar tan sorprendidas como vos Aldazabal. No me conocen no las conozco.

Ellas son tan víctimas de mi "anarcoterrorismo literario" como lo has sido vos y los otros poetas mencionados.

Sería injusto, realmente, que las organizadoras paguen las facturas de los platos que rompí jugando, por diversión.

Chirom, Freidemberg, García Bazán, Aulicino, bernatek, los menciono porque son autores e intelectuales que admiro.

A quienes no admiro ni siquiera los nombro en una joda. Los ignoro olímpicamente.

Tampoco ellos tienen nada que ver conmigo. Mis saludos amistosos eran expresiones de esa admiración que les tengo como lector de sus libros o publicaciones.

Sería una pena que dejaran de ir (cualquiera de ustedes), a un encuentro que ellas han organizado con tanto esfuerzo y amor. Si así fuera lo lamentaría mucho, por ustedes, y por ellas.

Si temen ser objetos de bromas o burlas no pasará eso. Simplemente porque no estaré allí. No puedo viajar. Menos aun presentarme como Ojo de Lince.

Quédate tranquilo Aldazabal. No has sido víctima de una conspiración de varios escritores, sino blanco de un francotirador literario que te disparó con sus palabras y te pegó porque te pusiste frente y a tiro de su mira.

En fin, gente, si seguí jodiendo fue porque creí que todo el mundo tenía en claro que era una humorada. No imaginé que alguien pudiera tomarlo en serio.

A quienes hayan disfrutado con mis intervenciones, les agradezco que hayan compartido la humorada con el mismo espíritu festivo.

A quienes se hayan sentido ofendidos o heridos, deben aprender a tomarse las cosas menos en serio, con más humor, porque si piensan que esto es lo peor que les puede pasar como personas o escritores es porque, de verdad, carecen de experiencia y calle.

Saludos a todos. Hasta siempre

Niño del Agua dijo...

Sr. Ojo de Lince,
no creo que nadie se haya tomado en serio la cuestión.

Me hizo reir mucho y no porque piense que tenía razón, sino por su inteligencia y la forma de argumentar y manipular el discurso.

Si hubiera disparado contra un texto mío, seguramente hubiera participado del debate y hasta es muy probable que terminara dándole la razón.

Me encantaría conocerlo personalmente, Ojo de Lince, creo que es una persona muy inteligente, una persona valiosa para conocer.

Hasta pronto!

Niña de la corriente dijo...

Este Ojo no merece Cartago; así como parafraseando a Oliverio Girondo "poesía no es vaselina". Evidentemente debe tener mucho tiempo para decir-escribir gratuitamente y prejuzgar desde la bufa. Es entendible en tiempos donde la palabra ni el otro inexistentes son la moneda filosa que corroe toda ética o paisaje sensibles. Pura "pendejada" se dice en el DF a semejante atropello. Desprestigia y ofende y da cuenta del caprichito e impunidad de la obsenidad de estos tiempos.

NIña de la corriente dijo...

Yo también me bajo. Iva a viajar aprovechando que estoy de paso en el país. Y al pan pan, como se dice, me parece que esta bufa está entenada por los organizadores. Pura mierda, semejante otredad y alteridad y soberbia. A los autores que sigo desde que investigo poesía contemporánea argentina los abrazo con inmensa amistad.

Magalí dijo...

El golpeador también utiliza el me culpa su semblante de reparaciones. Es una modalidad de la canallada. Y esto fue acompañado con el libre albedrío de permitir la palabra fácil y ligera de parte de los administradores del blog. Una lástima para los autores.

Magalí dijo...

Quien cede en las palabras lo hace en los actos. Lamentable y patético ya que de todos los festivales y muy buenos que en Buenos Aires; Rosario; Bariloche; Medellín, etc asistí jamás se bufoneó o permitó la ofensa gratuita a sus autores y activos participantes. Espero reflexionen los organizadoras y organizadores de lo que propiciaron.

María Lidia dijo...

Hola a todos


Realmente no conozco a la persona que firma bajo el nick de "Ojo de Lince". Como Niño del Agua tampoco creo que nadie se haya tomado en serio sus comentarios o sus análisis sobre los poemas analizados desde una perspectiva "festiva".

No hubo crítica real de esos poemas sino un análisis hecho desde el absurdo, lo grotesco y lo cómico.

Tomarse en serio las humoradas de "Ojo de Lince" me parece que es una reacción infantil o pueril. La ironía, la sátira o incluso "la bufonada", para usar las palabras de Niña de la Corriente, tiene una larga tradición literaria y Ojo de Lince no es el primero ni será el último en utilizarla.

El la aplicó esos recursos a la literatura, pero hay periodistas que los aplican al comentario de la realidad con ese mismo espíritu (PNP, CQC, etc.).

No me parece justo que se cargue las tintas sobre las personas que organizaron el encuentro. Sostener que ellas han "entenado" o prohijado la "bufonada" es pensar con mala fe.

Censurar la opinión ajena nada más porque lo que se dice, en serio o en broma, no nos gusta o no coincide con lo que pensamos, me parece una actitud lamentable que es propia de una mentalidad intolerante y reaccionaria que, como dije una vez, no podemos alentar porque eso serviría para reavivar un comportamiento represor que en el pasado tuvo consecuencias tremendas y desastrosas.

Aunque no estoy ni estuve de acuerdo con algunos comentarios de Ojo de Lince (les recuerdo que objeté sus puntos de vista sobre la crítica literaria), no puedo negar que sus análisis disparatados tienen una gran cuota de ingenio e inteligencia que no es frecuente encontrar en muchas partes.

Debo considerar un escritor talentoso a quien ha demostrado ser capaz de usar el humor como vehículo de sus críticas y de revelarse como un hábil titiritero que sabe mover las palabras como hilos.

Reparte tan bien el talento de un único escritor en todas sus criaturas que logra hacernos creer que uno solo es una multitud. Ojo de Lince es un mago o un ilusionista magnífico, un prestidigitador que sabe ocultar muy bien el truco.

No comprendo como hay quienes no son capaces de distinguir situaciones imposibles de otras posibles.

Conozco personalmente a la Hermana Bernarda. Es una mujer humilde y bondadosa, un ser hermoso al que amo. La obra que ella realiza es maravillosa y no me canso de repetirlo.

Pero conociendo el original no puedo tomar como retrato fiel una copia que no es otra cosa que una caricatura distorsionada de ciertos rasgos salientes que no pretenden representarla con fidelidad, sino esos mismos rasgos salientes (su acento extranjero, la pronunciación de ciertas palabras "webo" en lugar de "huevos") para darle efecto al chiste o al gag.

Imaginar a la Hermana Bernarda solicitando a las organizadoras un espacio para leer sus recetas de cocina es cómico.

No la ridiculiza, porque no usa sus palabras ni sus rasgos. Usa un personaje, una criatura de su imaginación, a la que llama Hermana Bernarda pero esa criatura es tan ficticia como la caracterización del Dr. Antonio Las Heras a quien también conozco en persona y es un señor muy serio y un reputado psicólogo jungiano.

Es cierto que él escribía libros sobre parapsicología y OVNIS en su juventud, pero no es lo que ahora le interesa. Tampoco usa palabras del Dr. Antonio Las Heras ni citas de sus libros.

Inventa diálogos, situaciones, le hace decir cosas absurdas como haría cualquier cómico o humorista en televisión cuando remeda a personajes políticos o públicos.

Ojo de Lince trasladó ese humor al mundo literario. Es un observador sagaz al que no se le escapa nada; dueño de una mirada crítica corrosiva que sabe captar justo ese detalle inadvertido que otros no somos capaces de ver o de prestarle atención.

¿Por qué la literatura no puede ser tomada como objeto humorístico? Ojo de lince usa el humor, la sátira, la ironía, la parodia, como instrumento óptico de sus críticas.

Un instrumento óptico con un lente bien pulido, refinado, de alta precisión y gran calibre intelectual. Cervantes, Quevedo, Cyrano de Bergerac, Voltaire, Moliére, Ambrose Bierce, Lewis Carroll, Thomas de Quincey, George Bernard Shaw, Johnatan Swift, H. G. Wells, entre muchos otros, usaron los mismos recursos para deslizar críticas indirectas o veladas sobre distintos tópicos o aspectos de la sociedad de su tiempo.

Niña de la Corriente confunde solemnidad con seriedad. Ojo de Lince es un observador agudo e inteligente que dejó a muchos perplejos y pensativos, entre quienes me incluyo.

Sabe usar la mordacidad y la ironía como una maza nietzscheana temible. Ya demostró que la fuerza de sus golpes certeros tienen un efecto demoledor.

Maneja el humor ácido, corrosivo, la ironía disolvente, la invectiva explícita e implícita, la picardía sin grosería, el fingimiento o la impostura, con tanta maestría que me ha convencido que detrás de toda esa actividad hay un propósito mucho más definido.

Nada es producto de la casualidad, siempre hay alguna causa que moviliza las acciones, aun en aquello incontrolado que llamamos azar. La variada información que maneja es impresionante. Sería interesante conocerlo en persona.

Quizás sea uno de esos escritores que se ha hastiado de la mediocridad, de las consagraciones prefabricadas, el oportunismo, el amiguismo, el capillismo cerrado y sectario, la ligereza del panegirista metido a crítico, del escritor mediocre que sostiene su fama inmerecida sobre la base de sus relaciones personales más que por el mérito o calidad de su obra, etc. A esto ha apuntado su discurso en varias oportunidades.

Comprendo que algunos se sientan disgustados u ofendidos, pero hay impugnadores que salen a decir las cosas a las organizadoras cuando ya ha pasado el temporal.

No estoy de acuerdo con Niña de la Corriente, Magali, que pretenden implicar en la humorada de Ojo de Lince a las organizadoras. No las conozco personalmente a ninguna de las tres.

Pero los comentarios de Niña de la Corriente y Magalí sobre la supuesta implicación de las organizadoras son insidiosos porque pretenden echar un manto de sospecha gratuitamente y sin ningún asidero.

Nunca leí ningún comentario de las organizadoras que apoyara explícitamente a Ojo de Lince. Ninguna de las organizadoras convalidó sus dichos, solo aguantaron de pie el terremoto lo mejor que pudieron.

Ojo de Lince es un espíritu juguetón y burlón. Él mismo dijo estar poseído por el duende Pombero. Los poetas que fueron víctimas de sus comentarios ácidos y mordaces deben darse cuenta que nadie puede tomar en serio algo que se dice en broma. ¿Qué tomó del poema de Aldazabal?

La idea de lo graso, la imagen culinaria del guiso, pero solo como elementos que le sirvieron para construir sus chistes. No hay análisis textual del poema.

Uno no lee los comentarios de Ojo de Lince como un análisis literario apegado con fidelidad al texto. Ha hecho una desconstrucción de esos poemas para luego reconstruirlos a su antojo y con sentido del humor.

De Silvestri tomó la imagen de la gallina, de los choclos silbadores; de Roel, la vaca; pero para construir un texto con ese material que sacaba de aquí y allá. Las críticas más fundadas y serias han sido sobre Soifer y Silvestri. Allí si fue muy explícito.

No soy una lectora de Bukowski, Carver y otros autores mencionados por él como representativos del "realismo sucio" porque es una estética literaria que no me atrae en lo más mínimo. Claro que leí a Bukowski y a Carver (en versiones de Esteban Moore no en su original inglés).

A mi juicio, tiene razón Ojo de Lince cuando dice que en estos autores las palabras francas y crudas no son gratuitas ni están usadas con criterio arbitrario.

Soifer y Silvestri son autores jóvenes, habría que esperarlos, ver como evolucionan sus ideas y estilos. Como Niño de Agua tampoco he visto la burla explícita, sino el modo gracioso, disparatado y absurdo, de usar con lógica lo que es alógico.

Podríamos estar ante un creador original y talentoso, sería una pena que no se deje conocer en persona. No coincido con Niña de la Corriente o Magalí.

Salvo que quiera verse las cosas bajo el prisma de la mala fe, considero que las organizadoras del Encuentro Quequén 2008 no han tenido nada que ver con este fenómeno llamado "Ojo de Lince". Sus reacciones fueron cautelosas y medidas.

Roma dejó bien en claro que no coincidía con sus apreciaciones. Roma es una persona muy dulce.

No la conozco personalmente, como dije, pero el modo de tratarlo a Ojo de Lince o a otros comentaristas, demuestran que es una persona de mucha calidad y talento. Talento que el mismo Ojo de Lince ha reconocido.

Le ha dado una autoridad en sus juicios que en todo momento respetó, aun cuando es probable que no estuvieran en el fondo de acuerdo. Pero el diálogo se construye de ese modo, intercambiando puntos de vista distintos y contrarios.

Por mi lado, agradezco a las organizadoras y administradoras del blog que no hayan retrocedido a épocas siniestras donde las opiniones disidentes eran silenciadas y perseguidas, que hayan garantizado la libertad de expresión y de pensamiento, que no hayan adoptado esas posturas autoritarias e intolerantes de sectores fundamentalistas que se creen dueños de la verdad absoluta.

Igualmente plausible me ha parecido la actitud de Aldazabal, Roel, Magistratti, Soifer y Silvestri, y sería una pena que Aldazabal no vaya al encuentro. Se ha ofendido y comprendo sus razones para estarlo, pero Ojo de Lince no es un organizador ni un asistente al encuentro.

Si el autor que falta es Aldazabal, aun cuando no lo conozco tampoco en persona, le pediría que reconsidere su decisión, respetable por cierto, pero tiene en las organizadoras a personas amigas que lo quieren mucho, que ya lamentan que haya decidido no ir y que lo echarán de menos como ha dicho Marina.

Me parece admirable y digno de resaltar la actitud de todos porque es poco frecuente encontrar a personas que sean tan respetuosas de la opinión ajena, aun cuando no convaliden ni compartan sus criterios.

Felicito a las organizadoras y les deseo éxito en el encuentro de Quequén 2008. Saludos a todos

Sorprendida dijo...

Gentes,
es una pena que los poetas se ofendan porque creo que quedó superclaro que se trató de un juego. Y en esto nada tuvieron que ver las organizadoras del encuentro. Ojo de Lince hizo un chiste y, sin querer o queriendo, incentivó la imaginación de los lectores. Eso es lo que sucedió y nada más. Y todo fue tan surrealista que hasta comenzó a hablar "la heladera de Soifer", fue maravilloso. Ahora bien, si Soifer cree que su heladera habla y dice semejantes cosas y se ofende, es porque hay demasiada susceptibilidad.

Si los poetas dolidos se sienten así por los chistes, tal vez ellos crean que -en todo lo que se dijo- hay algo de razón.

Fue un juego, simplemente. Tal vez anden sueltas por ahí demasiadas Bette Davis y Joan Crawford.

H. D. M. dijo...

Ojo de Lince. Se abatió como un rayo sobre un árbol en la intemperie. Partió algunas ramas, chamuscó hojas, pero dejó al árbol en pie.

También, brevemente, su aparición súbita de rayo iluminó un poco las almas y ciertos entendimientos. No comprendí su humor de entrada. Al principio me disgustó que usara mis palabras de un comentario a un texto del escritor Carlos Bernatek para distorsionarlas y hacerme decir lo que nunca había dicho.

Hizo lo mismo con sus personajes o criaturas como los ha llamado María Lidia con femenina ternura. Niño del Agua y otros admiradores de Ojo de Lince demostraron que la inteligencia sabe reconocer a la inteligencia aun cuando se revista con ropajes ridículos y bufonescos.

El análisis de María Lidia es inteligente, reposado y objetivo. Se nota la comprensión de la pedagoga y la observación lúcida de la mente crítica. Tiene mucha razón en todo lo que dice.

Es infantil y pueril (inmaduro) reaccionar ante comentarios hechos con humorismo e ingenio. Ojo de Lince es un escritor satírico. Para mi un absoluto desconocido como para muchos otros.

Me ha hecho pensar mucho como a Roma y María Lidia u otros tantos que festejaron sus humoradas. A Niña de la Corriente y Magalí. Las supongo extremadamente jóvenes, sin mucha experiencia de vida y sin muchas lecturas acumuladas encima.

México, Niña de la Corriente, es uno de los países de habla hispana que posee una rica tradición de literatura satírica.

La sátira como defensa y como crítica ha tenido excelentes exponentes en el Nuevo Mundo, desde el sevillano Mateo Rosas de Oquendo hasta el mexicano Carlos Monsiváis.

Otro escritor satírico mexicano, Jorge Ibargüengoitia encontró en el humor ácido y siniestro un estilo particular que supo desarrollar con acierto en una serie de reseñas inteligentes, mordaces, jocosas e informales, llenas de humor y antisolemnidad.

Si Ojo de Lince es un escritor de esta estirpe (creo que sí) estamos ante la presencia de un fenómeno naciente al que habría que prestarle cierta atención.

Admito que sus personajes como sus diálogos son disparatados, estrambóticos o desconcertantes, a veces me que cuesta seguirle el hilo por esos caminos extraños por donde hace derivar su humor.

Pero sus observaciones críticas, como advirtió María Lidia, son agudas, audaces, preñadas de una espontaneidad y creatividad en cantidad tan abrumadora que ya la querría más de algún narrador de mediano renombre.

Me ha divertido mucho, sorprendido un tanto más cuando leí que lo que pensé era divertimento de varios, cómplices entre sí, era menester de un solo autor. Maravilloso.

Es comprensible que los poetas que han caído talados bajo los hachazos del ingenio sutil y mordaz del satírico que firma bajo el pseudónimo de "Ojo de Lince" se sientan desanimados y perplejos, no es para menos.

Pero a ellos les recuerdo que quien escribe esto fue una de sus primeras víctimas, me hizo decir que Carlos Bernatek "escribía para el carajo" cuando no había dicho nada de eso.

Sin embargo, comprendí de inmediato que necesitaba atribuirme ese dicho para lograr el efecto humorístico de lo que él presentó como un ocurrente y disparatado silogismo.

Hay que ser alguien muy inteligente y dominar muchos conocimientos a la vez para ser capaz de escribir con esa soltura y desparpajo.

Si fuera deportista, un político, un futbolista, apreciaríamos su atrevimiento y empuje. Pero es un escritor y no se lo perdonamos porque se ha metido en nuestro territorio, esto es, nuestros propios textos a los que saca de contexto para recontextualizarlos en otro orden.

Sin embargo, ¿se puede oponerle resistencia? Sería vano. Con toda razón, Karl Kraus, observaba que "hacerle objeciones a la sátira es lo mismo que enfrentar los valores de la leña a la implacabilidad del fuego."

Lo hemos presenciado. Como un fuego voraz desatado en un bosque arrasó todo lo que se le puso a su paso. Podría haber sido más grave, pienso que aun cuando fue mordaz, cínico en ocasiones, malicioso en otras, fue medido y generoso.

Hay otros textos que podrían haber sufrido los mismos estragos, pero se contuvo. Esperaba yo que diera cuenta de esos textos, pero no lo hizo. El mensaje implícito de sus humoradas o sátiras era, según entendí, "se escribe mal, dense cuenta del daño que implica estimular una literatura que no tiene nada que decir".

Y es que cuando el poeta o el escritor nada tienen que decir, deben permitir que sea la palabra misma la que hable, la que diga.

Pero he aquí que se encontró con poetas o narradores que no tenían nada que decir y que tampoco dejaban que la palabra hable por sí misma. No me refiero a nadie en particular, no deseo agregar más leña al fuego o hacer leña del árbol caído.

No soy hombre joven. Estoy jubilado desde hace varios años. Lo que tuve que dar como escritor y profesor ya lo he dado. Solo me contento con leer y escribir con cierta paz de espíritu porque no tengo grandes apremios económicos.


Releo más de lo que leo, en realidad, porque no encuentro, en lo nuevo, nada que llame mi atención. También considero que se está escribiendo muy mal amparados en el pretexto de que escriben como hablan.

Coincido con María Lidia en lo que dice respecto a que Ojo de Lince podría ser un escritor hastiado de la mediocridad. Observó bien que él maneja un volumen impresionante de datos y conocimientos pocas veces visto.

Por lo menos, no se ve con frecuencia en los medios de comunicación o en los mismos blogs dedicados a la literatura donde uno entra para leer algo sustancioso y solo encuentra textos anodinos y sin ningún contenido literario.

Podrán ofenderse algunos jóvenes poetas o narradores con las mordaces críticas de Ojo de Lince cuando deberían agradecerle que los ponga de sobreaviso. Por este camino no sigan, no llegarán muy lejos.

Quienes han reaccionado molestos por lo que consideran "bufonadas" o "pendejadas" (por usar sus propios términos), parecen ignorar que la sátira y la ironía son tan antiguas como la misma poesía y la filosofía.

En la antigua Grecia tenemos a autores satíricos como los yambógrafos Simónides de Amorgos y Arquíloco de Faros, el comediógrafo Aristófanes, el poeta Bion y los filósofos cínicos Menipo de Gádara y Luciano de Samosata, mientras que en Roma tenemos a Ennio, Lucilio, Varrón, Catulo, Horacio, Juvenal, Persio, Marcial, Petronio, motivo por el que Quintiliano se jactaba de que "la sátira al menos es un logro totalmente romano".

La sátira se suele valer del humor, de la anécdota y del ingenio para ridiculizar defectos sociales o individuales, efectuando así una crítica social, política o literaria; a veces adopta para ello la forma de la burla, mostrando defectos en aquello que se cree meritorio.

Una comentarista de declarado origen mexicano, Niña de la corriente, se sorprende que un escritor se burle o ridiculice a sus colegas, esto no es nuevo, señorita o señora: ¿qué son el Soneto de Góngora a Quevedo o el poema burlesco de Quevedo Contra D. Luis de Góngora y su poesía?.

W.H. Auden escribió poemas satíricos que él llamaba "Cortos" donde se burlaba de otros autores, entre ellos, Mallarmé.

Como María Lidia descarto toda implicación de las organizadoras del encuentro poético en Quequén.

¿Qué ganan ellas? Me parece excesivo lo que dicen quienes intentan hacerlas responsables de los dichos ajenos.

Lo que dice María Lidia sobre cuidarnos de no volver a tiempos donde el pensmiento y la palabra eran acalladas me parece un llamado de alerta necesario. Suscribo sus dichos.

Como a ella y Niño de Agua y otros, también a mi me gustaría conocer personalmente a Ojo de Lince.

Por lo menos sé que no me aburriré.

Magalí Reynoso dijo...

Casi todos ustedes resultaron fascinerosos de la edad y el anonimato, demasiado conocida para tamaña pedantería disfraza de interlocuciones y de "leídos". Tengo 54 años y de estas ovejitas de letrita comprensiva el mundo está harto como probado. Y hablo del mundo pequeñísimo de la república de las letras.

Magalí Reynoso dijo...

Juicios con bufonada más borraduras con el codo de las bufas iguala a quienes no dan la cara. Simplemente no se hace porque la letra atesora la singularidad sin igual y esto es casi sagrado como el silencio que produce los chasquidos del agua o de la bulla. La República de las letras no es una república bananera. Me retiro ya, y me quedaré en Miramar con amigos lectores argentinos y belgas.

Haz lo que yo digo dijo...

Sra. Magali Reynoso,
si tanto le molesta el humor que no entiende, ¿para qué vuelve al blog y sigue escribiendo?

Carlos Agustín dijo...

Vaya revuelo que armó el lince.

Muchos agradecen a Ojo de Lince por haberles hecho reflexionar. No soy desagradecido.

Agradezco a Ojo de Lince hacernos reflexionar y a Sigamos Enamoradas por permitirlo.

Quienes se mantuvieron bien calladitos mientras, como dice H. D. M., arreciaba la tempestad, resulta que ahora salen a defender posiciones en vez de haberlo hecho en el momento en que sus defendidos más lo necesitaban.

Y no solo se animan a decir lo que antes no se animaron a decirle a Ojo de Lince sino que también se atreven a más y critican a las administradoras de un blog que han dado muestra de una increíble de generosidad al permitir que esto sucediera.

Lean ustedes las inteligentes intervenciones de Niño de Agua, María Lidia, H. D. M., entre otros, que rescatan la actitud democrática, tolerante y flexible, de las administradoras del blog.

Estoy de acuerdo. Tampoco las conozco en persona. Debo confesar que hasta la aparición de Ojo de Lince no me sentía atraído ni motivado para dejar mis comentarios.

Muchas veces visité el blog, pero para leer poesías o relatos, o enterarme de hechos culturales, pero rara vez leía o dejaba comentarios. Comencé a leerlos cuando apareció Ojo de Lince. Y hoy les dejo mi primer comentario.

Me gustaron los contrapuntos entre Roma y Ojo de Lince. Lástima que terminaron abruptamente y no creo, espero equivocarme, que vuelvan a repetirse.

La dulzura de Roma era equilibrante, hacía un delicioso contraste con la afilada y dura sátira del Lince.

Esto me hace reflexionar sobre cuanta gente valiosa hay por allí dando vueltas con tanto talento y conocimiento a cuestas y que no conocemos o no nos dan la oportunidad de conocerlas.

Sigamos enamoradas lo hizo posible. Permitió que conozcamos a un autor casi anónimo porque el nick Ojo de Lince no nos dice nada sobre el real autor de los comentarios satíricos.

Pero también nos reveló que Sigamos Enamoradas es un verdadero espacio de la pluralidad y diversidad de criterios.

Ahora algunos salen a criticar gratuitamente a las administradoras del blog acusándolas de una supuesta complicidad en la impostura o permisividad con Ojo de Lince.

Es fácil acallar opiniones ajenas, muy sencillo suprimir comentarios que nos desagradan, censurar previamente a aquellos que pueden venir a decirnos algo distinto a lo que estamos acostumbrados a oír.

Mucho más difícil es permitir que otros expresen libremente su pensamiento y su opinión, permitiendo que hablen o escriban cosas con las que no estamos de acuerdo totalmente o que puede comprometernos personalmente.

Las tres administradoras del blog han actuado de una manera increíblemente opuesta a la de todos aquellos que creen que impidiéndoles opinar a quienes nos contradicen o podrían refutarnos mantendremos la razón.

Hay que poseer grandeza de espíritu, amplitud mental, generosidad y tolerancia, para dar cabida a voces disidentes.

Todo un ejemplo digno de rescatarse y de valorarse en su exacta dimensión.

Sigamos Enamoradas ha puesto de relieve el derecho que todo tenemos de expresar lo que pensamos.

María Lidia ha recordado lo siniestro que fue aquel período en que todos debíamos acostumbrarnos a guardarnos lo que opinábamos, aun con razón, lo degradante que fue para la sociedad desenvolver su vida cotidiana en un ámbito de represión y censura.

Ser tolerante con las opiniones ajenas, nos gusten o no, Sra. Magali Reynoso, no es ser "ovejitas", sino civilizados, cultos, educados, equilibrados, criteriosos.

Todas estas cualidades les sobran por todos lados a las tres administradoras del blog.

Gracias Sigamos Enamoradas

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, 1000 VECES GRACIAS

Anónimo dijo...

que interesante como las organizadoras iniciaron toda esta estupidez, pero les falta valentía: no se lanzaron contra los poetas que tienen poder.

Nachito dijo...

Anónimo, pensá con la cabeza. Está bien que te joda lo que hizo el chabón, pero tampoco salgamos con la pavada. Te desquitás con las organizadoras porque sabes quienes son, dan la cara, ponen el nombre, publican fotos de los eventos, hasta los mail, pero del tipo no sabes un carajo. Puede ser cualquiera. Tal vez un periodista joven que curte la onda CQC. Fijate que el estilo es el mismo. El mono está bien informado. Posta que es periodista y capaz que mandado por algún medio, tipo experimento o algo así. Qué se yo, es medio raro. Alguien que no me acuerdo ahora quien fue dijo algo parecido que era un estilo CQC. Vino a cagarse de risa de los poetas. El chabón tomó a la joda a cualquiera, caso Bernatek, un escritor con trayectoria. Me parece muy pelotudo que alguien piense que las propias organizadoras sabotearon su propio encuentro, es muy boludo, ¿que pueden ganar? Se les bajaron dos o tres que ya avisaron que no van.
¿Encima van a organizar algo como esto a pocos días del evento? ¿Para que anunciaron el evento con tanto tiempo si al final iban a sabotearlo? Es medio boludo, me parece. No, nada que ver. Yo también me quede caliente, porque tomó a la joda a gente que conozco, pero de ahí a culpar a las organizadoras es medio irracional. Yo que Aldazabal, Soifer y otros que no quieren ir, iba igual, aunque alguno se me cague de risa, me la banco pero el gusto no se lo doy, apoyo a morir a las organizadoras. No hay que darle el gusto, si se bajan le dan el gusto. También le dan el gusto los que critican a las organizadoras. Así las joden a ellas. Ojalá les salga todo bien y que el mono reviente de bronca.

Hasta aqui llego mi amor... dijo...

Cuanto bipolar !! El ojo de Lince es un denso, pesadisimo...te banco una, dos jodas...pero si te gusta tanto el protagonismo publica algo tuyo, mostrate desde ese lugar y bancate la que venga. Ya fue. A disfrutar las lecturas y la amistad. Freaks concurrir con tutor o encargado

Niño del Agua dijo...

El sábado se acerca, hay muchas expectativas!!!
a)Buena Poesía.
b)Mar, alegría, playa.
c)La posibilidad de disfrutar y estar alegres hasta que vuelva a salir el sol.

Anónimo dijo...

A Admiradores y detractores (verdaderos) de Ojo de Lince

A pedido de "Hasta aquí llegó mi amor", les dejo uno de mis poemas para que ustedes lo juzguen a voluntad.

Como es probable que no pueda ir a Quequén, debido a que el 16 y 17 de febrero justo coincide con la apertura de la temporada de Caza del Lince, quiero dejarles mi canto fugitivo de Payador Perseguido.

Como los únicos que me han demostrado simpatía son María Lidia, H. D. M., Niño del Agua, Fan's Club Ojo de Lince y Anónimo, y algún otro fiel, les pido que uno de ellos sea el lector del poema que aquí les dejo. Lo he intitulado:



SE ME LENGUÓ LA TRABA Y PALABRÓSOME LA YERRA
De Ojo De Lince
(pseudónimo de B. Traven)


Han dicho que he dicho un dicho,
tal dicho no lo he dicho yo.
Porque si yo hubiera dicho el dicho,
Bien dicho habría estado el dicho
Por haberlo dicho yo.

Tres tristes tigres trigo
Trigado tragaban en un trigal.
Erre con erre cigarro
Erre con erre barril
Mira que rápido corren los carros
Cargados de azúcar del ferrocarril

El perro de Rosa no tiene rabo,
Porque Ramón Ramírez se lo ha cortado.
Pepe Pecas pica papas con un pico,
Con un pico Pepe Pecas pica papas.

Ese bobo vino nunca beber debe,
Vida boba y breve vivirá si bebe.

Porque puedo,puedes,
Porque puedes,puedo
Pero si no puedes,
Yo tampoco puedo.

El amor es una locura
Que solo el cura lo cura,
Pero el cura que lo cura
Comete una gran locura.

Pabla le dió
Con el Palo a Pablo
Y Pablo le dió
Con la tabla a Pabla.

Cuando cuentas cuentos
Nunca cuentas
Cuantos cuentos cuentas,
Porque cuando cuentas cuentos
Nunca cuentas
Cuantos cuentos cuentas.

El que poca papa gasta
Poca papa paga.

Parra tenía una perra
Y Guerra tenía una parra.
La perra de Parra rompió
La parra de Guerra.
Entonces Guerra tomó una porra
Y mató a la perra de Parra.

Compadre, cómprame un coco.
Compadre, coco no compro,
Que el que poco coco come, poco coco compra.
Yo como poco coco como poco coco compro.

Sorullo quiere lo suyo
Lo tuyo es tuyo
Dice sorullo
Suelta lo que no es tuyo
Sorullo quiere lo suyo.


(*) Poema original de Ojo de Lince escrito en La Carreta
Mientras iba a la búsqueda del Tesoro de la Sierra Maestra.


(**) Como me cambiaron la cerradura de la puerta, la llave
ya no me sirve y tuve que entrar como anónimo

Anna Freud dijo...

Ojo de lince tiene personalidad múltiple, él no es ácido, no, él no conoce lo que se llama barrera de la represión, lo q hace q las personas no se anden diciendo todo el tiempo lo primero q se les ocurre, es decir, el sentido de la realidad está trastocado, sí tiene elementos teóricos pero sabemos que muchas de las personas con trastornos mentales tienen mucha memoria. Además hay que tener tiempo al pedo para escribir tantas boludeces y también tiempo para leerlo, yo vi un par de cosas nomás y ya me harté, es más me aburrió.
No se enganchen sanchez, disfruten de la poesía, de la playa, de la posibilidad de intercambio entre poetas de varias generaciones, después quedan las anécdotas (entre otras cosas).