martes, mayo 22, 2007

¿Arte? Bah...

El año pasado me prometí no volver. Tan pobre me había parecido la edición de ArteBa. Pero volví, y este año fue peor. Parece que la creatividad autóctona pasa por el amontonamiento indiscriminado. Parece que sólo un trivial juego con la palabra puede inspirar a la plástica, últimamente, o por lo menos, eso es lo que dejó ver esta vez ArteBa. Claro, además de gente vestida de manera extravagante y grandes risas tomando copas de Chandon. Salvo un impresionante trabajo de Jorge Cabieses (una técnica mixta donde se ve un niño), y todo lo que tenga la firma de Pablo Siquier, el resto está visto una y mil veces. Se repite Borges, se repite el juego con las letras, se repite todo. Hasta me repetí yo, caminando por esos pasillos alfombrados tan tristes a las cuatro de la tarde, el día del cierre...
Acá una imagen de lo que hizo el argentino Diego Singh en Miami. Ojalá volviera.

33 comentarios:

Lila Magritte dijo...

Se te recuerda siempre, queida, te veo muy pesimista, hay que volver a México entonces.

Besos!!

Mori dijo...

Pasa más o menos lo mismo con la Feria del Libro, ¿no?

anti-todo dijo...

ay! que suerte que no voy a esas ferias!!!!!!!!!!! a perder el tiempo!

lulu dijo...

Sí, como en la Feria del Libro.No fui este año. Pero es sabido que ArteBa es un espacio caduco para estar al tanto de la producción artística Argentina. Argentina toda, de lo que hacen alarde en su presentación. Repite figuritas consolidadas en el mercado capitalino. Y aunque algunas obras son representativas, en parte, de nuestra historia en el arte, su repetición y descontextualización las deja abandonadas y huecas. Lástima grande

Romana dijo...

Exactamente, Mori, pasa como en la Feria del libro, con la diferencia de que los libros no son algo imposible de llevarte a tu casa. Vida comercial, sólo eso.
Lo que me extraña de ArteBa -Lulú, también estoy de acuerdo con vos-, es que no tengan la sutilidad ni la adrenalina de ARCO, ni de ArtBasel... Los galeristos argentinos tienen el ojo más grande que la tripa. Puáj. Un asco.

silvia dijo...

amo a la romana seria. no se quien te cause este cambio o que cosa te lo cause pero lo que se es que te sienta bien, querida. vale la pena. te quiero mucho aunque noi me conozcas ¿cuando estara en argentina tu libro, hablando de ese no le conozcas?
besos, querida cuidate.

Katrina dijo...

estoy a la deriva. necesito un poema que me rescate.

Constancio Vigil dijo...

gira y da vueltas y rueda girando, gira y da vueltas y rueda y rueda...

fermín dijo...

gira y da más vueltas

Anónimo dijo...

más vueltas que un trompo enloquecido

filete dijo...

y a rodar a rodar a rodar a rodar mi vida

porcelanatto dijo...

A mí me gustaron mucho los cuadros de Porcel Junior

yehudi menujin dijo...

Pero...decime una cosa querida...yo rompo los pinceles para exponer en arte va y viene y vos quién te creés que sos que podés criticar asi tan livianita y sueltita de palabras cuando ni siquiera recorriste todos los pabellones? te fuiste con los zapatitos en las manos para correr más rápido, dejando a tu guía de viaje. me ofuscás!

Romana dijo...

Hola, Menujin: encantada de conocerte, pero estoy harta de resucitar a personas, así que, volvé a tu cárcava.
Recorrí la feria, lo vi a Wally Diamante con sus pants ajustadísimos, lo vi a Sorín -moooy bajito-. Salí corriendo, es verdad, porque me seguía Prior.
Mi compañera de viaje se quedó con las criaturas.
Qué bien lo de Cabieses, no me cansaré de decirlo.
Qué mal el resto.

minujin dijo...

No viste lo mío, cuando haga una exposición privada te invito.

Romana dijo...

Sí, gracias, voy a tener que llevar mi lupa...

Rick Hunter dijo...

hola romana, no se q decirte, lo mio es la musica y el diseño publicitario, de arte arte no comprendo mucho... pero supongo q las exposiciones van mas por el lado comercial, eso de "lo q le gusta a la gente"

Alfredo Prior dijo...

Sos una ingrata. No nombraste mi obra, yegua. Y yo que te persigo como un loco...!!! Te vi en el Savoy. Chupabas.

guido dijo...

¡¿What?!

Nicole dijo...

Basta de gorros, ya lo dijo el inmigrante en tierra azteca ¡basta de gorros! y él sí que está a la moda.
Odio arteBa.
Odio la feria del libro.
Odio ser hermosa...

anquilosada lo subí acá dijo...

Empantanarse es trepidar en una arena sin viso de adoquines
recibir anticipos reiterados de finales
volcar hacia abajo el mentón, la frente, los deseos
anquilosar el zapato en un metro cuadrado de dudas

casquete dijo...

anquilosada estás, ya veo, empantanada, en un deseo?

voy a seguir usando gorros porque a mi me gustan.

la furia roja en su primer día dijo...

Quiero decir que la empantanada de Centenario también se deprimió en ArteBa. O sea: Arteba es una damier... y lo dije en francés.

Amalia Granata dijo...

chicas, sorry a mi me deprime una pizzería, eso si es deprimirse en forma pero por ver arte no creo, algo subliminal hizo que ustedes depositaran en arteba toda su furia interna. Sorry no?, no es que quiera terapearlas, no soy terapeuta pero tanta saña con arteba es sospechoso. alguien se operó?

la nueva tetona dijo...

Yo me operé ¿y?
Mandale saludos a tu tía María que era super buena escritora.

Amalita dijo...

yo no conozco escritoras, veo mi propio mundo interno y si te operaste mucho mejor porque en esta sociedad todo depende del tamaño de tetas que tengas, por eso yo soy plana, asi nadie se cuelga de las mías.

Anónimo dijo...

sin embargo, la otra noche, en una plaza, vi que alguien quería colgársete de las tetas, y no era joda...

bombón pelirrojo dijo...

Chaucha, me fui a almorzar.
Mis prótesis necesitan alimento.

Y las de él también.

K. dijo...

A Todas hermosas premiadas y demás que tengan un lindo finde, disfruten y sean felices.

Rick Hunter dijo...

de arte no sé pero de tetas si...
quien se ha operado? q talla?
asi como las de Milena Velba?

Anónimo dijo...

ay Rick! estás re-zarpado!!!!!

(j.g.) dijo...

me recuerda lo que decía paul celan: "la poesía ya no se impone, se expone"...

Desde el Parque dijo...

Como siempre, he vuelto tarde.
Si!, anduve por ArteBa y me anquilosé más de lo que estaba, huí trepidante, hace justo una semana. Siete días después aquí estoy.
Qué linda es Buenos Aires a la tarde de un sábado.
Qué bellos son los hombres/ seres masculinos.