domingo, noviembre 04, 2007

Digan lo que digan, es lindo tener un hombre en casa



o dos, con la exageración que conlleva el género masculino: tres kilos de pan para 6 personas, carbón, cajas de madera, papeles para hacer fuego, una cuchilla alemana de doble filo, humo por todos lados, y la convención cuece el asado, el pollo y los choclos envueltos en papel de aluminio. Dedé verifica la calidad mínima razonable del vino. Hay torta de manzana, me gusta la torta de manzana, pero más me gusta que seamos una familia.

7 comentarios:

Un fuego dijo...

Chicas hermosas si las hay,
asado, gaseosa y un buen vino.

Rica la torta de manzanas.

Bellísima la noche compartida,
con esa paz que brota
de la amistad y del amor.

Como decirles sin decir
"Gracias
por iluminarme tanto,
cada vez".

Enrique

la dolorosa dijo...

¡Qué lindo Marcos!
¡Qué hermosa familia que tenemos!

Caro E dijo...

Qué amor!
Siempre es lindo tener un hombre o un hombrecito cerca.
Besos

La karen dijo...

qué nos pasa a las argentinas?
estamos hechas un flán!

Anónimo dijo...

mas bien unas tortas!

eh dijo...

ehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Adita dijo...

una noche hermosa, gente linda,buen asado...y amigas de las buenas..