miércoles, octubre 17, 2007

Dedé se va al Festival de Poetas del Mundo Latino




Dedé se va a México, y nos deja un poema de "Viajar sola". Te vamos a extrañar Dedé.

Ese gato se estira, desmenuza cualquier ofrenda con las patas

únicamente para mí benéfico
únicamente para mí maléfico.

De vuelta a casa el deseo es un árbol gigante, un gato capaz de matarme y revestirse de mi forma de mujer, impávido, un gato de casa en casa con cantos que traigan lluvia.

Ese gato con un cuchillo en la pata, observador, malicioso y sagrado, me espera con planes para los dos: esfumarnos imperturbables y así ser humo y vuelo ampliado.

10 comentarios:

yo te quiero dijo...

Nooo...¿Cuándo te vas? No me dejes sin verte mucho tiempo. Volvé rapidito, que quiero llevarte a Chacras de Coria.

Anónimo dijo...

Buen viaje...y saludos a todas las chavas y chavos, en especial a los de Saltillo.
Si podés trae achiote y no te enchiles.

Besos

Anónimo dijo...

QUé gato?

Anónimo dijo...

apoyo la emocion que gatos......

isolina se confunde dijo...

Dedé! buen viaje!

Parque Centenario dijo...

Ay si dedita no te enchiles, yo me enchilé y me temblaba un ojo y de puro orgullosa (qué boluda) lo disimulaba y decía, no, me entró algo, jaja. Es una sensación muy fea, sentía que me ahogaba, me moría ahí, instantáneamente... feíto
pero qué rica es la comida mexicana !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
y qué intenso ese país en aromas, en colores, sonidos
ay dedé, pasala lindo hermosaaaaaa
disfrutá mucho y volvé encendida
besos

isolina dijo...

qué merde es enchilarse? qué guarangas se ponen a veces...quién diría que son poetisas

gato malèfico dijo...

Dedé,
nunca pude ser lo que quisiste,
no por eso te quise menos
tu felicidad es mi consuelo
brindá con chocolate
por el amor abstemio que no compartimos.

Dedé dijo...

Ay, me pongo tan sensible que no sé que decirles, me quiero enchilar y decir que no, que lo que pasa es que me pica el ojo, quiero tomar chocolate y ser abstemia, y aprovecho además, para decir algo sobre Chacras de Coria, si me muero algún día, supongo que eso va a ocurrir, allá me tendrán que llevar, mis amigas, pero antes, mucho antes, espero que vayamos juntas a hacer performances poéticas y recitar subidas a las ramas de los árboles.

Anónimo dijo...

Querida Isolina,

Enchilarse no es ninguna guarangada como insinuas, sino quiere decir que el picante de la comida se te sube hasta las orejas y te hace llorar. Es una sensación muy fuerte.
Enchilarse es una tradición típica en las familias mexicanas.
Un cacho de cultura...:)

saludos